in ,

Una argentina denunció una red de trata en Abu Dhabi y ahora está internada tras caer de un primer piso

En sus redes sociales Camila Bravo Gadea manifestó que era perseguida por cataríes y que no la dejaban salir de la capital de los Emiratos Árabes.

Una argentina de 33 años denunció una red de trata en Abu Dhabi y ahora está internada en grave estado tras caer de un primer piso. Camila Bravo Gadea se encontraba en la capital de los Emiratos Árabes por trabajo y estaba por volver a España donde vivía con su marido.

Sin embargo eso no pasó. La familia de Gadea recibió un contacto desde la embajada donde le informaron que estaba internada por una descompensación.

Ese relato cambió a las horas cuando otro llamado les advirtió que en realidad estaba internada en grave estado tras caer desde un primer piso.

El último video que Camila subió a sus redes sociales fue desde el aeropuerto donde denunció que no la dejaban salir: “Creo que me quieren vender a una trata de blancas. Cada vez que me acerco a los accesos se me acercan policías y militares, no tengo posibilidad de escapar”.

En historias anteriores sostuvo que las mismas personas que la cercaban ya las había visto horas antes en un shopping donde la amenazaron.

“Había siete personas que me estaban esperando en la fila del avión. Ahí le dije a la azafata que no iba a embarcar porque a mí me viene persiguiendo gente y esa gente estaba en el mismo vuelo”, sostuvo.

Además, involucró a la embajada al manifestar que llamó durante 10 horas para dar aviso sobre el caso y nadie le respondía: “Esto ya es horroroso”.

Por último publicó: “No tengo escapatoria, quiero salir, necesito irme a mi casa. Es una caza de brujas, me están rodeando”.

La hermana de Camila confirmó que se borraron algunos posteos de su cuenta de Instagram y que la última conexión fue hace dos días.

A pesar de las diversas acusaciones, por el momento se desconocen los motivos por cuales cayó desde un primer piso.

Jury por el crimen de Lucio Dupuy: pidieron la destitución de la jueza y la asesora de menores

Entre Ríos: robaron un millón de pesos, huyeron y los devolvieron