in

Los movimientos sociales vuelven a la calle este jueves con críticas al Gobierno y pedidos de mayor asistencia

Desde las 10, organizaciones sociales y de izquierda se concentrarán en distintos puntos de la Capital Federal para luego marchar a Plaza de Mayo.

Se vuelve a repetir una escena que ya es moneda corriente en la Argentina. Piqueteros invadirán el centro porteño una vez más para protestar contra el Gobierno Nacional exigiendo más planes y la implementación del salario básico universal, entre otros pedidos. Tal como se preveía, será una jornada caótica para el tránsito en la Capital Federal y desde las organizaciones sociales amenazan con acampar.

A partir de las 10, la Unidad Piquetera y movimientos que conforman la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), se movilizarán para exigir cambios en la política social y económica. Se concentrarán en distintos puntos de la Ciudad y así luego avanzar hacia Plaza de Mayo, bajo el lema de “trabajo genuino, aumento de los montos y cupos de los planes sociales, bolsones de alimentos y asistencia económica para familias de desocupados y jubilados”.

La organización Barrios de Pie comunicó que comenzarán su reclamo frente al Ministerio de Trabajo “para pedir que el salario mínimo vital y móvil llegue a los niveles de la canasta básica” y después en el Ministerio de Desarrollo Social “para que entreguen alimentos y herramientas para los proyectos del potenciar trabajo”.

De allí se trasladarán hacia el Ministerio de Economía para exigirle a Batakis el pago de “un bono de 20 mil pesos a los jubilados que cobran la mínima, a quienes tienen monotributo de las categorías A y B, y a los que cobran el Potenciar Trabajo”.

La medida se lleva a cabo después de que el Presidente anunciara un bono de 11 mil pesos para los más de 1.300.000 beneficiarios del Potenciar Trabajo. “La medida, aunque insuficiente, es una primera victoria del movimiento piquetero combativo contra el ajuste”, dijo el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni.

Por el lado de Juan Grabois, Esteban “Gringo” Castro, Hugo Yasky, y Dina Sánchez, entre otros dirigentes que forman parte de la oficialista UTEP, alineada con el Frente de Todos, también volverán a las calles para insistir con el Salario Básico Universal.

Será la tercera de un plan de lucha que comenzó el 13 de julio con más de 450 asambleas en todo el país y continuó el 20 de julio con concentraciones en las principales rutas del país cuyo epicentro fue el Puente Pueyrredón en Avellaneda.

Los hinchas de Atlético Madrid, en contra de la llegada de Cristiano Ronaldo

Gabriel Boric anunció que será gratuito el sistema de salud público de Chile: “Es un avance histórico”