22.4 C
La Rioja
sábado, abril 17, 2021
Inicio Deportes El cargo que River le ofrecerá a Ponzio cuando se retire

El cargo que River le ofrecerá a Ponzio cuando se retire

Por primera vez, Leo blanqueó qué trabajo le gustaría tener una vez que cuelgue los botines. Y desde la dirigencia se lo van a dar.

“Vamos a ver en junio o en diciembre cómo estamos, pero este año puede ser el último como jugador. No creo que pase de diciembre. Disfruté mucho y todo tiene un final. Hay que saber cuándo. Creo que éste será mi último año”. Hay noticias que se esperan, que se vienen anunciando, que asoman inexorables. Pero cuando suceden: pum, es un golpe igual. Así se habrán sentido ayer los hinchas de River después de escuchar hablar a Leonardo Ponzio: el capitán eterno del ciclo más brillante en la historia del club aún no se retiró, no, pero ya le puso un plazo a lo que queda de su carrera. Un plazo que, según cómo le vaya al equipo en la fase de grupos de la Copa Libertadores, será dentro de apenas cuatro meses o cuando termine este 2021: “No tengo nada que ocultar. Si en la Copa estamos bien, me encantaría seguir. Tampoco quiero ser una piedrita en el camino para otros pibes. Uno les va poniendo kilómetros a las piernas y no estás en un club en el que podés hacer la plancha”, amplió el 23 en La Red. Sí, Ponzio quiere irse con otra final, la cuarta de Libertadores que podría disputar con la Banda.

No llegará a los 40 años como jugador profesional (los cumplirá el próximo 29 de enero) y ya fijó la fecha de vencimiento de sus curtidos botines. Es una decisión que viene masticando desde hace mucho y que también va aparejada con el día después, que no sea tan dramático el impacto de pasar de ser el líder del equipo más inolvidable en los casi 120 años de historia del club a ser uno más en Las Rosas pasando todas las tardes tomando mate. Por eso no solo fue madurando la idea del adiós sino que también empieza, de a poco, a proyectar su futuro. Como le dijo Gallardo alguna vez, probablemente antes que hacer cualquier otra cosa sea aconsejable que coma un determinado número de asados en su campo santafesino para luego sí, ya embolado de laburar la soja, el maíz y el trigo, de comer chinchus y entrañas, del folclore y los caballos, vuelva al ruedo en otro rol. Y por primera vez, dio pistas sobre lo podría ser un futuro trabajando en la Secretaría Técnica del CARP al lado de Francescoli (si es que el uruguayo sigue una vez que D’Onofrio termine su mandato, claro). Un cargo que River ya le ofreció en su momento a Cavenaghi (que rechazó la invitación porque prefirió dedicarse a la representación) y que ahora seguramente le propondrá al León una vez que le ponga fin a un recorrido que lo llevó a ser el jugador más ganador de River en la era moderna, con 14 títulos entre sus dos etapas en Núñez. También, obvio, Leo tendrá a disposición el Monumental cuando vuelva el público para hacer su merecido partido homenaje.

Leonardo Ponzio ya piensa a futuro (Instagram Ponzio)

“Me dijeron que primero me tengo que aburrir un tiempo. Y luego tratar de buscar un lugar en el que pueda ser útil. Estoy tratando de prepararme: miro mucho hacia abajo, cómo se forman los jugadores, cómo llegan a River desde otras instituciones. Me llama la atención porque lo viví: te lleva seis meses o un año adaptarte al club, estás en boca de todos. Me gustaría encaminarme por ese lado. Ver el lugar donde puedo mirar futbolistas para el paladar de River. ¿De manager o coordinador? Sí. Me encantaría poder ayudar desde ahí. Me entusiasma y me gusta”, blanqueó su plan Leo, que después contó, también, que admira lo que hace Monchi (director deportivo con rodaje, hoy en Sevilla): “Me gusta mucho su trabajo. Después hay gente que tiene su cargo y me gustaría ayudarla con lo que está haciéndose. Si puedo ayudar, mejor”.

Ponzio ya parece tener las cosas bastante claras, pero las terminará de confirmar con el correr de estos meses que le quedan a su carrera, en los que seguramente llegará a los 200 partidos bajo las órdenes de Gallardo (hoy, con 197, es el futbolista con más presencias en todo el ciclo). Aunque algo es seguro: al menos en el corto plazo, no se proyecta como entrenador, por más que varias veces su nombre haya aparecido en una lista imaginaria de sucesores de Gallardo en la opinión pública por su ascendencia en estos años con MG: “No me veo de entrenador. Todos están esperando que el después de Gallardo sea un Ponzio o un Maidana y no es que cambiás entrenador por entrenador. Marcelo se preparó antes. Nosotros tenemos que prepararnos. No es que mañana me pongo el traje, y mando para acá, para allá. A los seis meses tal vez me pica el bichito y ahí me prepararé: hoy no tengo mi idea de juego”. Ya habrá tiempo. Aunque queda cada vez menos: los hinchas empezarán a despedir a un tipo que hace rato se ganó un lugar en la bandera de los más grandes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí