24.3 C
La Rioja
martes, septiembre 28, 2021
Inicio Internacionales Tenía un criadero ilegal de perros: para que no ladraran les cortaba...

Tenía un criadero ilegal de perros: para que no ladraran les cortaba las cuerdas vocales

El hombre mutiló a una treintena de animales para que no ladraran y evitar así que delataran su ubicación.

La Guardia Civil española detuvo en Vegas del Genil (Granada) a un hombre que tenía un criadero clandestino, con un centenar de perros de raza, acusado de maltrato por haberle cortado las cuerdas vocales a una treintena de estos animales para que no ladraran y evitar así que delataran su ubicación.

Según informó el cuerpo armado, detuvieron a un hombre de 44 años responsable de un criadero ilegal y acusado de un delito de maltrato animal y un segundo de intrusismo profesional por hacerse pasar por veterinario sin serlo.

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre cuando el Ayuntamiento de Vegas del Genil trasladó al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Granada la denuncia del Grupo de Voluntarios de Protección Animal que alertaba de una supuesta venta clandestina de perros de raza pomerania ruso y bichón maltés a través de redes sociales.

El Seprona abrió una investigación y, con la ayuda de la Policía Local de Vegas del Genil, los agentes averiguaron que en un antiguo secadero de tabaco algunos vecinos habían escuchado ladrar a muchos perros de raza pequeña.

Los guardias, junto a la Policía Local y un veterinario contratado por el Ayuntamiento de Vegas del Genil, inspeccionó la zona y encontró un criadero de perros en el que había 98 canes de distintas razas, desde caniche, pomerania o chihuahua a bichón maltés y spitz, aparentemente bien cuidados y en buen estado de salud.

No obstante, la Guardia Civil descubrió que algunos de los canes, concretamente 34 perros adultos, no podían ladrar y sospechó que pudieran haberle cortado las cuerdas vocales.

Cuando los agentes le preguntaron al criador al respecto, éste manifestó que efectivamente él les había cortado las cuerdas vocales a los perros para que no ladraran y no molestaran a los vecinos.

La Guardia Civil también comprobó que el criador carecía de licencia de actividad, del registro de núcleo zoológico como criadero de perros y también del título de veterinario.

El Seprona solicitó informes del estado de los animales tanto al Colegio de Veterinarios de Granada como al veterinario contratado por el Ayuntamiento.

El informe del Colegio de Veterinarios de Granada expuso que cordectomía, la intervención quirúrgica para extirpar las cuerdas vocales a los perros, requiere anestesia general, conocimientos exhaustivos de anatomía, cirugía y farmacología, y que si no la realiza un veterinario y con un fin terapéutico representa “intrusismo profesional y de maltrato animal”.

El veterinario contratado por el Ayuntamiento de Vegas del Genil realizó un examen más preciso a cinco perros escogidos al azar y destacó que, “sin lugar a dudas”, todos tenían cortadas las cuerdas vocales.

El responsable de dicho criadero la semana pasada y tras prestar declaración quedó en libertad.

Fuente: lavanguardia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí